La legislación española contempla que la retribución del trabajo puede realizarse tanto en dinero como en especie. Esta última modalidad, cada vez más habitual, se limita eso sí a un máximo del 30% del total de las percepciones salariales.

Los rendimientos del trabajo tributan en IRPF, y computa en la base imponible del impuesto toda la remuneración percibida: la parte recibida en dinero, lógicamente por su propio valor; y la parte recibida en especie (productos, servicios, etc.) por su valor de mercado.

Pero hay determinados productos para los que la Ley contempla exenciones o no sujeción al impuesto, y en estos casos su valor no se incluye entre los conceptos por los que hay que tributar. Entre ellos, se encuentran todos los productos y servicios que puedes utilizar con Flexoh: seguro de salud, guardería, formación, restaurante, y transporte.

Seguro de salud

Si aún no tienes seguro médico, esta es una oportunidad única para el cuidado de tu salud y la de los tuyos. Si ya lo tienes, aprovecha para ampliar sus ventajas.

Con Flexoh conseguirás condiciones más favorables en la contratación de tu póliza, y un ahorro muy importante a nivel de impuestos al poder restar a tu base imponible del IRPF el importe de las primas del seguro de salud, ya que hasta 500 euros al año por persona (puedes lógicamente incluir a tu cónyuge y a tus hijos) quedan exentos de tributación.

Guardería

Si tu hijo va a la guardería, o tienes previsto que vaya, con Flexoh puedes solicitar a tu empresa que abone directamente al centro escolar el coste de cada mes, reduciendo considerablemente tu base imponible y en consecuencia los impuestos que pagas.

Éste es seguramente el producto más interesante para los papás debido al habitual alto coste del servicio de guardería.

Flexoh Restaurante

¿Comes normalmente fuera de casa debido a tu horario de trabajo? Si es así, tienes la oportunidad a través de Flexoh de solicitar tu Tarjeta Flexoh Restaurante.

Podrás recargarla cada mes con saldo de hasta 9 euros diarios (únicamente computan días laborables), y todo el saldo que incluyas en la tarjeta será importe por el que no tributarás IRPF.

Flexoh Transporte

Si te desplazas habitualmente en transporte público (tren, autobús, tranvía, metro…) para ir y volver de tu trabajo, con Flexoh podrás pedir y utilizar tu Tarjeta Flexoh Transporte. Con un máximo de 1.500 euros anuales, todo lo que gastes por este concepto, se considerará importe exento en tu declaración de la Renta.

Formación

Sin límite de cantidad, cualquier curso de formación que venga exigido por las características de tu puesto de trabajo, o que tenga relación con la actividad que desarrollas, podrás incluirlo con Flexoh en tu paquete retributivo, consiguiendo un ahorro relevante en el pago de tus impuestos.

Anímate ahora a aprender o a perfeccionar otro idioma, a completar tu formación con un máster o a obtener ese título que necesitas para tu crecimiento profesional, consiguiendo además un descuento importante gracias a Flexoh.